lunes, 17 de diciembre de 2007

"Jamas entenderé esta decisión"

Ya es la segunda vez que McLaren no confía en Pedro Martínez de la Rosa como segundo piloto. El año pasado era muy complicado, dos españoles en el mismo equipo Pedro y Fernando, y más teniendo en cuenta que el rival para ese puesto era Hamilton que es inglés y el protegido de Ron Dennis.

Pero este año sinceramente creía que este iba a ser el año de Pedro, uno de los principales patrocinadores es español, el Banco Santander, y creía que los 5 años que Pedro lleva desarrollando el coche, su capacidad para obtener resultados ya demostrada las veces que le ha tocado pilotar y su manera de ser poco conflictiva eran todo lo que McLaren necesita para un piloto número dos. Pedro lo único que quiere es ser un año completo piloto titular con un coche competitivo y demostrar de lo que es capaz ayudando a su equipo que es lo que ha estado haciendo estos 5 años. Estoy seguro que si tuviera los mismo problemas que Fernando este año Pedro no iba a protestar porque lo que quiere es pilotar y sería perfectamente capaz de asumir ese rol de piloto número dos que McLaren necesita. Así que lo más fácil ha sido dar al pobre Pedro y a toda la prensa española esperanzas para negociar mejores condiciones con Kovalainen ya que este también tenía la opción de pilotar para Toyota. Con esto no quiero decir que Heikki sea mal piloto ha demostrado hacerlo muy bien en Renault machacando a Fisico, y la realidad es que es un piloto joven que estaba libre y era el momento de aprovecharlo.

Destrozado

David Alonso en su programa Formula Ser, de la cadena Ser, comentaba un mensaje que le había mandado el mismo Pedro que decía “jamás entenderé esta decisión”. Creo que lo dice todo y Pedro tiene que estar destrozado, ya son 36 años y cada vez se cierran más puertas y las de McLaren ya se ha cerrado definitivamente.

Mala Suerte

A todo esto hay que añadir la mala suerte que Pedro ha tenido este año porque la normativa de los coches cliente al final no ha salido adelante y al final la escudería Prodrive se queda sin entrar en F1 en 2008. Iba a utilizar coches con chasis McLaren y motor Mercedes es decir un coche prácticamente igual que los McLaren oficiales pero las negativas sobre todo de Williams han dado al traste con esta otra oportunidad de pilotar para Pedro.

Y ahora, ¿qué?

Este año no queda otro remedio que seguir de probador en McLaren y darnos más clases magistrales de como comentar, asesorar y contar los secretos de las carreras por Tele 5, pero el año que viene hay que dar el salto y pilotar, aunque sea un Super Aguri. Dar el salto como hace dos años hizo Alex Wurz que también salió de McLaren para ser probador de Williams y al año siguiente ser piloto titular. Este año Alex se ha visto superado ampliamente por Nico en calificación y carrera pero saboreó un podium en Canadá y un cuarto puesto en Nurburgring y creo que eso es lo que Pedro necesita más carreras como Hungría 2006 donde superó a Schumi en las últimas vueltas para terminar segundo y hacernos vibrar a todos como hizo ese día.

Animo Pedro, muchos empezamos en esto de la F1 viéndote a ti en tu Arrows A20 y el Jaguar R2 queremos volver a verte pilotar un F1 en carrera.


Pincha Play para ver el video.




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pufff una pena lo de Pedro, me hubiera gustado verlo pilotar en un equipo con posiblidades. Siempre lo he considerado un piloto elegante y con buena técnica, pero con mucha mala suerte!

Saulo dijo...

Es una vergüenza. Una judiada más de cerDennis. Y los del santander harían bien no implicando más su imagen con esa panda de maleantes sin escrúpulos.

copito, el gato con botas dijo...

La vida a veces nos depara lo que queremos y otras no... quizás no debería haber sido tan buen profesional...

Anónimo dijo...

Un año sufriendo casi nos creemos la receta que dijo Alonso , casi se cumple ¡ El ingeniero de pista ni el ingeniero de alonso no VIERON el llantazo que pego Webber hay esta la clave , por eso entro Webber y Sres Alonso podria aguantar mas vueltas , tanta tecnologia y no ven lo mas evidente